Entradas

Por. Luis Antonio Vargas Ávila   |   antonio.vargas@river-stone.com
@LAntonio_VA 


Durante la última década la sociedad ha evolucionado a pasos agigantados, y junto con ella todas las industrias; un claro ejemplo es la comunicación por teléfono celular, que evolucionó de llamadas y mensajes de texto a mensajes multimedia instantáneos por WhatsApp.

La construcción y vivienda ha tenido que reinventarse para hacer frente a dos situaciones que, sin duda, marcarán la pauta de las tendencias para el 2020:

El aumento de la población y la revolución sustentable.

Si planeas construir, invertir, comprar o rentar vivienda pon mucha atención.  

Vivienda compartida

Una de las tendencias más fuertes es compartir vivienda y gastos con extraños o amigos. Actualmente la población de entre 20 y 30 años mantiene un estilo de vida basado en la movilidad, en una ciudad con cambios de empleo frecuentes, salarios bajos, centros de trabajo lejanos a zonas habitacionales y escasa vivienda de precios accesibles, rentar se convierte en la mejor opción.

Esta tendencia abre la puerta a un nuevo mercado, si queremos construir con la intención de rentar, tenemos que considerar que, durante los próximos 20 años, ofrecer habitaciones con espacios compartidos, muy probablemente será la opción de mayores ganancias. Entonces, es necesario diseñar y construir espacios flexibles, dinámicos y funcionales para grupos de personas que no son necesariamente familias formadas por una pareja y dos hijos.

Minidepartamentos y vivienda compartida son opciones muy atractivas para las personas solteras o familias pequeñas


Espacios pequeños, construcciones minimalistas

En ciudades sobrepobladas como Nueva York, Londres, Tokyo y Hong Kong los microdepartamentos y lofts tuvieron gran aceptación durante la segunda mitad de la década y parece que llegaron para quedarse.

Estos espacios son excelentes para personas solteras o parejas sin hijos; son espacios de menos de 50 m2 y el tamaño reducido resulta en un bajo precio. Viviendas de este tipo estarán pensadas para aumentar la oferta de vivienda digna, confortable y sobre todo accesible.

Construcciones verticales

Las construcciones verticales (edificios) no son algo nuevo y básicamente ofrecen es vivienda para mucha gente en terrenos reducidos además de otros beneficios.

Una gran ventaja es la concentración de infraestructura y servicios públicos. Por ejemplo, en un edificio de 20 departamentos, es más sencillo diseñar un sistema de agua y drenaje unificado, que diseñar 20 sistemas individuales por separado; otro ejemplo es la seguridad, pues es más sencillo que dos patrullas vigilen un edificio con 20 departamentos que 5 manzanas distintas.

Además, la verticalización es necesaria para lograr una construcción sustentable. De acuerdo con la ONU y la OCDE, el desarrollo habitacional urbano desorganizado ha destruido gran parte de la propiedad agrícola y ganadera del mundo. La construcción de edificios verticales frenará el rápido avance de la mancha urbana respetando así los terrenos de agricultores y ganaderos.

Diseños ecológicos

Hoy por hoy, todos somos conscientes de la necesidad de cuidar los recursos naturales, por eso se espera que aumente la demanda de construcciones con sistemas de captación de agua, calentadores solares y otros sistemas ecológicos para ahorrar y optimizar al máximo recursos y energía.

Tenemos que considerar que un proyecto elaborado con base en un diseño ecológico incrementará el costo de construcción, sin embargo es una buena inversión, pues a largo plazo, nos ahorraremos dineo en luz, gas y agua.  

Los edificios optimizan al máximo el espacio y son amigables con el ambiente solo por ser edificios.


Materiales amigables con el ambiente

Innovar en el desarrollo de materiales ecológicos está de moda; materiales elaborados a partir de desechos vegetales, pet, desechos industriales e incluso cartón ya son una realidad; desafortunadamente, estos materiales hoy en día son muy costosos; ¡Pero ojo! no perdamos de vista que, su uso está pasando de ser una tendencia a ser una necesidad en los proyectos de construcción.

Si quieres construir y ser amigable con el ambiente ¡No te preocupes! desde hace tiempo existen materiales convencionales que son ecológicos y lo mejor: a precios accesibles; los principales son madera y sus paneles derivados (OSB y fibras de madera), ladrillos y tejas de barro cocido y tubería de polipropileno, polibutileno y polietileno.

Ahora cuéntanos ¿Cómo estará construida la casa de tus sueños?

Por. Luis Antonio Vargas Ávila   |   antonio.vargas@river-stone.com
@LAntonio_VA 


Todos buscamos la mejor ubicación para construir o comprar nuestra casa, sin embargo, la realidad es que una casa bien ubicada significa un costo elevado, por lo que el adquirirla no es sencillo.

La diferencia de precios para la vivienda varía mucho en función de la ubicación en la CDMX.




En la capital mexicana existe gran diferencia de precios de acuerdo con la ubicación de casas y terrenos, por ello el Gobierno de la CDMX presentó el programa Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente, que lanza 12 corredores urbanos para que desarrolladores construyan cerca de 10 mil viviendas con la condición de que al menos el 30% tengan precios accesibles.

El difícil acceso a una vivienda digna y los costos elevados han orillado a parte de la población capitalina a migrar a fuera de la ciudad, para dar solución a este problema este programa fomentará, durante los próximos 5 años, la construcción de entre 7 mil 500 y 10 mil viviendas, de las cuales, aproximadamente 3 mil tendrán precios muy económicos; se construirán dentro de corredores urbanos en la Zona Rosa, Chapultepec, Reforma, Insurgentes, Centro Histórico, entre otros, tendrán al menos 45 metros cuadrados, dos habitaciones, acabados y ¡Cajones de estacionamiento! Su costo será de entre 450 mil y 1 millón 120 mil pesos mexicanos y deberán de estar ubicadas en los primeros o últimos tres niveles de cada edificio.

Las casas y departamentos baratos se construirán en Zona Rosa, Chapultepec, Reforma, Insurgentes y en otros ocho corredores urbanos de la CDMX.



¿Yo puedo comprar mi casa en esos corredores?

La respuesta es: ¡Sí!

A pesar de estar dirigidas a organizaciones de vivienda y cooperativas, las personas independientes también podremos comprar uno de estos departamentos, siempre y cuando no seamos propietarios de otra vivienda y constituyamos un hogar de uno o más integrantes con ingresos totales mensuales de entre 7 mil y 28 mil pesos. Se podrán adquirir estos inmuebles de forma individual, en copropiedad o de forma cooperativa.

Los inmuebles se podrán pagar de contado o mediante créditos bancarios, Infonavit, Fovissste u otras instituciones; sin embargo, solo se podrá liquidar o traspasar los créditos otorgados 5 años después de adquirir el inmueble.

Como parte del programa se construirán cerca de 3 mil viviendas cuyo precio será de entre 450 mil y 1 millón 120 mil pesos.



Otros puntos a considerar son el precio de reventa y las escrituras.; el costo para revender la propiedad se mantendrá durante cinco años, esto con el fin de evitar que la propiedad sea revendida a un precio mucho mayor inmediatamente después de ser comprada; además de que las propiedades quedarán registradas como “Vivienda Incluyente” en las escrituras otorgadas por el Registro Público de la Propiedad.

Para poder participar como desarrollador inmobiliario será necesario registrarse en el portal del Programa Especial de Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente, el cual, a la fecha de esta publicación está habilitado pero el periodo de inscripción aún no ha comenzado, mantente informado a través del portal del Gobierno de la CDMX y en las redes sociales de Constructora River Stone.

El programa estará coordinado por la Dirección General de Planeación de Desarrollo y Ordenamiento Territorial de la SEDUVI y participan en directamente SEDEMA, SACMEX, ISC y las Alcaldías de la CDMX en donde tengan lugar las construcciones.

Cuéntanos ¿Te animarías a comprar una casa en alguno de estos lugares?

Síguenos en Facebook, Twitter y Linked In y recuerda: ¡Construyamos juntos tu sueño!

Si te gustó la nota, compártela con tus amigos, si no te gustó, dinos ¿Qué podríamos mejorar? Constructora River Stone te lee y te escucha!


Esta es la infografía de esta nota, compártela si te gustó, incluso si no te gustó.

Descárgarla aquí > Casas en CDMX

Por. Luis Antonio Vargas Ávila   |   antonio.vargas@river-stone.com
@LAntonio_VA 


Al planear un proyecto invertimos mucho en prevenir contratiempos y encontrar posibles soluciones, con el fin de lograr un proyecto impecable y sin errores. ¿Por qué? Porque los errores cuestan.

Una respuesta errónea en la prueba de matemáticas puede ser la diferencia entre aprobar o no, también equivocarse en un partido de fútbol puede costar un campeonato.

Cometer errores al construir nuestra casa, también costarán dinero, pero no temas, hay errores baratos y otros no tanto, aquí te mostramos los 6 errores mas costosos que no debes de cometer ¡Sigue leyendo y no caigas en ellos!

1. No contratar a un arquitecto.

¡Éste es el peor error de todos! Construir sin contratar a un profesional es tan arriesgado como comprar un automóvil sin saber conducir, seguro que al primer semáforo lo chocas y gastarás más al repararlo que si hubieses tomado un curso de conducir desde el principio.

Un arquitecto sabrá entender tus ideas y las hará realidad de acuerdo con lo que tú necesitas.

Pagar el sueldo de un arquitecto es mucho más económico que pagar por corregir trabajos de construcción mal hechos. ¡Contrátalo dando click aquí! más que un gasto, es invertir en la seguridad de tu proyecto.

El peor error de todos es no contratar a un arquitecto.



2. Elegir siempre lo más barato.

Al construir buscamos ahorrar al máximo, pues el dinero que necesitamos no es poco, sin embargo, elegir al arquitecto, trabajadores y materiales basado únicamente en el precio es un gran error, GRAN GRAN ERROR.

Para tomar decisiones al construir considera siempre: CALIDAD antes que precio; decídete por la opción más económica, solo cuando no existan diferencias significativas en cuanto a su calidad. Asesórate con un experto para tomar este tipo de decisiones.

Invierte en calidad, así te aseguras que tu casa no se caerá de la noche a la mañana y podrás vivir en ella el tiempo que tú quieras.

Toma decisiones basándote en la calidad, no en el precio.



Ojo, mayor calidad no siempre significa mayor precio » Más información aquí.


3. Decidir al momento, no decidirse o improvisar.

Define como quieres tu casa en la etapa del anteproyecto, ése es el momento en donde las decisiones no cuestan dinero extra.

Evita frases como: “Vamos viendo…” o “Sobre la marcha decido…”; ¡Decídete antes de comenzar a construir!, no por que no se pueda modificar el proyecto, siempre se puede, pero cuesta dinero.

Mientras mayores sean las modificaciones costarán más dinero y no olvidemos que los trabajos extra se pagan aparte.

Define un proyecto, modifica lo que quieras antes de comenzar la construcción y apégate lo más que puedas a él una vez que arrancaste, por que de cambiar, ¡Claro que se puede cambiar!, pero los cambios los resentirá tu cartera.

Modifica tu proyecto antes de comenzar a construir, nunca durante la construcción.



4. No dar seguimiento del proyecto de obra.

Si contratamos a un arquitecto responsable de la obra, tenemos que coordinar junto con él revisiones constantes, para confirmar que todo se construya conforme está planeado, en tiempo, forma y calidad; y si no contratamos a un profesional al mando ¡Con mayor razón tenemos que estar pendientes!

Descuidar la construcción de nuestra casa nos vuelve vulnerables a engaños, robos y trabajos de mal o muy mala calidad, pues no faltará quien quiera ganar dinero extra trabajando mal y cobrando como si trabajara bien.

Si no cuentas con un profesional responsable de obra, exígeles directamente a los trabajadores, aunque desafortunadamente, casi nunca te asegurarán trabajos de buena calidad.

Nuevamente, contrata a un arquitecto que te compruebe y garantice que todos los trabajos que estás pagando se están terminando conforme lo acordado. Un arquitecto es la mejor inversión al construir, si no conoces a ninguno contacta a Constructora River Stone aquí -> Gestión de Obra.

Descuidar tu proyecto te vuelve vulnerable a estafas y engaños.



5. No planificar.

Planificar es visualizar la construcción de tu casa desde el inicio hasta el final, detallando trabajos a realizar, personas involucradas y tiempos.

Es como una receta de cocina que explica los procesos realizar, de forma secuencial y ordenada; no vas a construir primero el techo, y luego los muros ¿o si?

Si no planificas correctamente terminarás haciendo dobles trabajos, reparaciones y modificaciones constantes que alentarán la construcción y la harán mas costosa.

Un profesional sabe como se deben de planificar las construcciones, ¡Contáctalo, contrátalo y págale! Además de ahorrarte mucho dinero te ahorrará muchos dolores de cabeza. (¿Que incluye la planeación? click aqui)

Si no planificas gastarás mucho dinero en reparaciones y dobles trabajos.




Tu casa es probablemente la inversión más importante de tu vida, contrata a un arquitecto profesional, él se encargará de todo, si no conoces a ninguno contacta a Constructora River Stone Aquí; incluso si decides no contratarlo, considera esta información y te ahorrarás varios miles de pesos (literalmente ¡varios miles de pesos!), dolores de cabeza y disgustos.

Seguramente conoces a alguien que está construyendo o ampliando su casa, comparte este artículo y ayúdale a no gastar más dinero del necesario.

Si te gustó, ¡Síguenos en nuestras redes sociales! y cuéntanos sobre que temas te gustaría que habláramos.

Dinos en los comentarios sobre que tema te gustaría que escribamos. No te olvides de visitar nuestras redes sociales para que construyamos sueños juntos!

Por. Luis Antonio Vargas Ávila   |   antonio.vargas@river-stone.com
@LAntonio_VA 


Una vez que decidimos construir una casa y sabemos su costo (puedes leer ¿Cuánto cuesta construir una casa?), tenemos que considerar el dinero que tenemos, ya sea tomar nuestros ahorros, vender nuestro carro u obtener un crédito; claro está que el dinero con el que contamos no es ilimitado, por ello tenemos que aprovecharlo al máximo durante la construcción.

Aquí abajo enlistamos 8 consejos para evitar gastos innecesarios y ahorrar mucho dinero al construir tu casa.

1. Contratar a un arquitecto profesional.

Definitivamente esto es lo mejor que puedes hacer (lee Por qué es buena idea contratar a un arquitecto), esta persona hará rendir al máximo tu dinero, el tiempo y los materiales. Un arquitecto sabrá la forma correcta de construir, los trabajadores a contratar, los lugares para comprar material, entre otras cosas. Además, te aconsejará sobre las mejores opciones durante la construcción de tu casa.

Quizás un arquitecto parezca algo que nos podemos ahorrar contratando directamente a los trabajadores, porque ellos ‘Ya saben cómo construir’; es posible, pero definitivamente ¡NO ES UNA BUENA IDEA!, de hecho, es una muy mala idea; si no contratas a un profesional que se encargue del proyecto es casi seguro que perderás mucho dinero, principalmente por gastos de reparaciones, modificaciones constantes y “bomberazos”.

¡Contrata a un profesional!, es una inversión mínima si lo comparas con todo lo que vas a tener que pagar si no lo haces. Un profesional al alcance de un Click ← Aquí


Contratar a un arquitecto profesional es lo mejor que puedes hacer.



2. Contratar mano de obra de calidad.

La calidad del trabajo de los obreros no debe tomarse a la ligera, pues ellos construirán nuestra casa.

Como puedes imaginar, la mano de obra de calidad es más costosa que el promedio, pero aquí más que nunca “lo barato sale caro”, más caro de lo que crees.

Por ejemplo, un cable mal conectado puede generar un corto circuito que dañe nuestros aparatos y tendremos que cambiar la instalación eléctrica, romper muros, comprar más material, sueldo de electricista además de comprar o reparar los aparatos dañados.


Son los obreros los que realmente van a construir tu casa. Contratarlos por tu cuenta, no es la mejor idea.



Seguramente encontrarás muchas personas que venden múltiples servicios (por no decir todólogos o chamberos como les decimos en México) ¡Cuidado con ellos!, no significa que no existan personas con varias habilidades, pero ya sabes lo que dicen: “El que mucho abarca poco aprieta”, no es una regla, pero pregúntate ¿Es un riesgo que vale la pena correr? Contrata personal especializado en albañilería, plomería, electricidad, etc. Por separado.

Contratar trabajadores por tu cuenta NO ES LA MEJOR IDEA, requiere mucho tiempo encontrarlos y no te garantizará un trabajo de buena calidad; si no contratas a un responsable de obra, encontrar buenos trabajadores será tu responsabilidad, al menos acércate a un arquitecto que pueda recomendarte personal.

Un arquitecto profesional, conoce a las personas ideales para cada trabajo ¡Contrátalo y no te compliques! La mano de obra de buena calidad garantizada es parte de su trabajo, olvídate de buscar buenos trabajadores (con el riesgo de no encontrarlos) y lo mejor: el costo de esos trabajadores estará incluido en el presupuesto.

3. Evita modificar tu proyecto.

Hoy en día una frase muy famosa es “El tiempo es dinero”, como regla general, mientras más pronto termine la construcción menos dinero necesitaremos.

Es muy común que mientras estamos construyendo queramos hacer modificaciones o incluir elementos adicionales no contemplados al inicio, construirlos retrasará la construcción y costará más dinero.


Hacer modificaciones al proyecto original retrasará la obra y costará dinero de más.



Recuerda que el arquitecto administra tu dinero en función del proyecto y presupuesto inicial, cualquier cambio o trabajo adicional será cobrado como extra, pues cada cambio en el proyecto requiere material y mano de obra específicos que no estaban incluidos.

Una regla empírica en la construcción dice:

“Ningún proyecto finaliza de la forma en la que se planeó”

Esto ocurre porque la planeación considera un escenario ideal, sin embargo, al construir siempre surgen inconvenientes que terminan por modificar el proyecto, por ello hay que confiar en la opinión y experiencia de un profesional experto para que estos imprevistos no tengan gran impacto en nuestro bolsillo.

Apégate lo más posible al proyecto y propuesta económica iniciales y acepta las sugerencias del arquitecto para hacer rendir tu dinero lo más posible.

4. Paga por destajo.

Pagar por destajo se refiere a pagar el trabajo realizado únicamente (ver ¿Como realizar los pagos si voy a construir?). Esta forma de pagar tiene dos beneficios: ahorrar tiempo y evitas sobrecostos de mano de obra (o tiempos muertos).

Pagar por destajo beneficia tanto a constructores como a trabajadores.

Por ejemplo, como constructores destinamos $5,000 a la construcción de dos muros, no importa si esos muros se construyen en un día, una semana o un mes, nosotros pagaremos únicamente esa cantidad siempre y cuando no haya modificaciones al proyecto.

Por su parte, como trabajadores conviene trabajar más rápido, pues es posible ganar más dinero en menor tiempo. Por ejemplo, si un trabajador va a ganar $500 por construir un muro en un día, al construir dos, ganará $1000 en el mismo periodo.

Evita pagar un sueldo fijo semanal, pues existen muchos trabajadores abusivos que alargarán intencionalmente la ejecución de los trabajos generándo sobrecostos no deseados.


Pagar por destajo te ahorrará tiempo y reduce sobrecostos excesivos.



5. Invertir en tuberías y cableado de buena calidad.

Es mejor invertir en instalaciones eléctricas e hidrosanitarias de calidad, pues su reparación y mantenimiento es muy costoso y requiere casi siempre destruir parcialmente la construcción.

Por ejemplo, para cambiar un tubo de drenaje que se encuentra debajo del garaje, es necesario romper el piso, excavar, remplazar el tubo, volver a colar el firme y volver a colocar el piso. Todo esto requiere mano de obra de albañilería, plomería y colocación de piso.

No escatimes en instalaciones de calidad, prefiere ahorrar en otras cosas, una reparación superficial siempre será más económica que una del interior.


La reparación de las instalaciones es la más costosa y compleja.



6. Invertir en funcionalidad y no en estética.

Para disfrutar rápido los resultados de tu inversión, construye primero una casa funcional y deja los acabados para el final. Es decir, primeo construye:

  • Cimentación
  • Estructura (firmes, losas, columnas, trabes)
  • Obra gris (muros)
  • Instalaciones (Eléctricas, hidrosanitarias y de drenaje)

Después de construir por completo la parte esencial de tu casa, podrás preocuparte por hacerla más bonita con los acabados que más te gusten, pero mientras tanto ya podrás habitarla.

7. Comprar material por volumen.

Compra la mayor cantidad de material posible. Al comprar por volumen:

  • El precio disminuye con algunos proveedores.
  • Los gastos de transporte se reducen; si compras la mayor cantidad de material posible por viaje, el número de viajes o fletes se reducirá.
  • Los tiempos de construcción se optimizan, con material disponible los trabajadores aprovechan por completo el día de trabajo, sin necesidad de esperar la llegada y descarga del mismo.

Como recomendación, compra más material del que necesitas, pues siempre existe desperdicio; por ejemplo al comprar ladrillos, durante el transporte y descarga, habrá piezas que se rompan o queden inservibles y si solo compraste lo mínimo necesario, tendrás que comprar más; en este caso, vale más que sobre (aunque sea un poco) y no que falte.


Compra materiales por volumen y materiales que no necesiten acabado.



8. Utilizar materiales que no necesitan acabado.

Si son de tu agrado utiliza materiales que son estéticos o elegantes por naturaleza.

Algunos de estos materiales son algunos elementos prefabricados, sillares, tabique rojo en acabado aparentes, concreto aparente, entre otros.


Considera todos estos consejos al momento de construir tu casa, y seguro que te ahorrarás mucho dinero, evitarás gastos imprevistos y sobrecostos no deseados.

Contrata a un arquitecto profesional aquí; él encontrará mano de obra de calidad, hará rendir tu dinero, gestionará la compra de material y el pago a los trabajadores, además de que te acompañará durante todo el proceso de construcción. En Constructora River Stone ofrecemos un año de garantía por vicios ocultos, contáctanos tenemos a profesionales de la construcción a tu disposición.

¿Conoces algún otro tip para ahorrar al momento de construir? ¡Cuéntanos!
Si te gustó, ¡Comparte este artículo!

Dinos en los comentarios sobre que tema te gustaría que escribamos. No te olvides de visitar nuestras redes sociales para que construyamos sueños juntos!

Por. Luis Antonio Vargas Ávila   |   antonio.vargas@river-stone.com
@LAntonio_VA


Una de las mejores formas de asegurar tu patrimonio y el de tu familia es invertir en construir una casa para habitarla, rentarla o venderla. Si ya decidiste comenzar con la construcción, seguramente, te has preguntado ¿Cuánto cuesta construir una casa?

La principal preocupación al momento de comenzar a construir nuestra casa es: el costo; es normal nuestra preocupación pues, para construir, necesitamos bastante dinero.

Para conocer el costo real de construir una casa, necesitamos una propuesta económica basada en un proyecto de construcción definitivo y en este post te decimos como llegar a ella.

La respuesta que buscas

Imaginemos que alguien te pregunta:

¿Sabes cuánto cuesta un automovil?

Seguramente tu respuesta inmediata sería algo como:

Depende.

Realmente existen múltiples respuestas; el precio de un Volkswagen no es igual al de un Ferrari o al de una camioneta de carga. Lo mismo ocurre al construir una casa. En los proyectos de construcción no hay un precio fijo, sin embargo, podemos estimar el costo si analizamos los factores de los cuales depende.

Tip: Es posible considerar el precio de venta de construcciones similares vecinas como referencia del costo de construcción; en México, el costo promedio de construcción es aproximadamente de 20-40% menor al costo de venta ¡No lo olvides! Este precio es solo una referencia puede ser más barato o mucho más costoso construir tu casa. En siguientes posts analizaremos las ventajas y desventajas de construir o comprar una casa.

Como regla general: Si hablamos de cantidad de dinero, construir siempre es más barato que comprar.

En los proyectos de construcción no hay un precio fijo



Ya lo decidí: ¡Voy a construir! pero ¿Cuánto voy a gastar?

Para conocer con precisión cuánto dinero necesitamos, tenemos que pasar por las siguientes etapas:

  • Propuestas
  • Anteproyecto
  • Autorización y aprobación del anteproyecto
  • Proyecto definitivo (proyecto técnico)
  • Propuesta económica

A continuación explicamos en qué consiste cada etapa, no te olvides de contactar a un arquitecto o profesional de la construcción para que te asesore durante todo el proceso.

Propuestas

En esta etapa, el arquitecto elaborará una serie de planos arquitectónicos como alternativas personalizadas del proyecto de construcción, estos planos mostrarán la distribución, tamaño de las habitaciones, áreas (baño, cocina, etc.) y fachadas.

Para que el arquitecto conozca lo que queremos construir y pueda elaborar las mejores propuestas, tenemos que responder dos preguntas muy importantes:

¿Qué es lo que tengo? y ¿Qué es lo que quiero?

La primera pregunta es nuestro punto de inicio, es decir, quizás queremos ampliar una construcción previa, necesitamos construir para salir de casa de nuestros padres a emprender el vuelo o deseamos comenzar con la construcción de nuestro hogar en un terreno nuevo. Básicamente definir el espacio con que contamos y cuales son sus medidas. 

Para responder la segunda pregunta es necesario analizar nuestros gustos y necesidades; por ejemplo, el número de recámaras necesarias para los chicos de la casa o si requerimos garage para guardar un automóvil.

Es necesario que el arquitecto conozca esta información y que visite el sitio en donde se va a construir para que pueda elaborar propuestas, funcionales y adecuadas a nuestros requerimientos.

Las propuestas serán diseñadas para satisfacer nuestras necesidades. Por ejemplo, necesitamos dos recámaras una sala, una cocina y un baño. Las propuestas deben de incluir todos estos elementos. 

Las propuestas son muy importantes porque en el siguiente paso comenzaremos a tomar decisiones.

Como regla general: Si hablamos de cantidad de dinero, construir siempre es más barato que comprar.


    

Anteproyecto

De las propuestas presentadas por el arquitecto, seleccionaremos la que más nos agrade, esta será el anteproyecto. Esta es una decisión basada en nuestros gustos; ¡Elige la propuesta que mas te guste!

Sobre este anteproyecto es posible hacer modificaciones para perfeccionarla, por ejemplo modificar el tamaño de las habitaciones o el número de ventanas. Es recomendable que cada modificación que queramos hacer sea consultada con el arqutecto, pues algunas de estas modificaciones podrían tener incrementos en tiempo y costos de construcción.

No te presiones y tómate tu tiempo para decidir, recuerda: antes de colocar un ladrillo, es muy importante saber qué queremos construir y cómo lo queremos al final, porque los cambios durante la construcción generan incremento en el costo y mientras más drástico sea el cambio, más tendremos que pagar.

Es necesaria una propuesta económica para saber cuanto costará construir una casa.


    

Cuando se decidió y autorizó un anteproyecto

Se dice que decidimos y autorizamos un anteproyecto cuando la visión de nuestra construcción satisface nuestras necesidades, realmente nos gusta y estamos listos para dar luz verde al arquitecto para que comience con la construcción.

Podríamos decirle algo como:

Me gusta, así quiero que se vea mi casa ¡Comencemos! Dígame ¿Cuánto dinero necesita para comenzar?

Así es, hasta este punto aparece la pregunta del dinero, cuando ya estamos contentos con el anteproyecto perfeccionado; en el siguiente punto conoceremos la cantidad de dinero con mucha mayor precisión.

La propuesta económica muestra los precios de cada uno de los elementos que se construirán en nuestra casa y de los trabajos que se realizarán.



Elaboración de proyecto definitivo (Proyecto ejecutivo) – Propuesta Económica

Ya decidimos lo que queremos y de qué forma lo queremos, casi casi lo podemos tocar, ahora sí hablaremos de dinero…

¿Es necesario llegar hasta este punto para saber cuanto costará mi casa? Para conocer una cantidad precisa: sí.

El proyecto definitivo (conocido como proyecto ejecutivo) es la base sobre la cual construiremos; incluye planos de todos los aspectos de nuestra casa: cimientos, instalaciones y servicios (electricidad, drenaje, agua, etc.), incluso la ubicación y medidas de puertas y ventanas (analizaremos con detalle estos aspectos en otro artículo). Con base en estos planos se elaborará una propuesta económica, que mostrará el costo de construir nuestra casa tal y como la queremos.

La propuesta económica es muy útil, pues muestra detalladamente  una lista de los precio de cada uno de los elementos que se construirán en nuestra casa y de los trabajos que se realizarán; este presupuesto incluye la descripción de los trabajos a realizar (medidas, el material a utilizar, herramienta o maquinaria especial, mano de obra, etc.) y el costo de cada uno de ellos.

Conocer los detalles del costo de construcción nos es útil para planear gastos y tomar las mejores decisiones; por ejemplo, decidir si construiremos toda la casa de inmediato o la planta baja este año y el primer piso el año siguiente.

También es útil al momento de optimizar nuestro dinero, muestra de ello son los acabados, quizás en un principio consideramos colocar unas puertas de $2,000 pero para ahorrar un poco decidimos cambiarlas por unas de $1,000.

Solo sumando el precio de todos y cada uno de los elementos a construir y trabajos a realizar en la construcción de una casa es posible conocer con precisión el dinero que necesitaremos para construir tu casa.

Es cierto que existen algunos precios de referencia como el metro cuadrado de construcción o el metro lineal de cadena colada (de los cuales hablaremos en otros post) y funcionan bien para darnos una idea del costo, pero hay que tomarlos con mucho cuidado y no hay que considerarlos como precios base.

¡Ya estamos listos para construir y conocemos el costo de nuestra casa!

Recuerda que para construir, no existe un precio fijo, conoce tu punto de inicio, lo que necesitas en tu casa, acércate a un arquitecto profesional para que te asesore con las propuestas, planos y presupuesto y comienza a construir tu sueño junto a Constructora River Stone.