Por. Luis Antonio Vargas Ávila   |   antonio.vargas@river-stone.com
@LAntonio_VA 


Una vez que decidimos construir una casa y sabemos su costo (puedes leer ¿Cuánto cuesta construir una casa?), tenemos que considerar el dinero que tenemos, ya sea tomar nuestros ahorros, vender nuestro carro u obtener un crédito; claro está que el dinero con el que contamos no es ilimitado, por ello tenemos que aprovecharlo al máximo durante la construcción.

Aquí abajo enlistamos 8 consejos para evitar gastos innecesarios y ahorrar mucho dinero al construir tu casa.

1. Contratar a un arquitecto profesional.

Definitivamente esto es lo mejor que puedes hacer (lee Por qué es buena idea contratar a un arquitecto), esta persona hará rendir al máximo tu dinero, el tiempo y los materiales. Un arquitecto sabrá la forma correcta de construir, los trabajadores a contratar, los lugares para comprar material, entre otras cosas. Además, te aconsejará sobre las mejores opciones durante la construcción de tu casa.

Quizás un arquitecto parezca algo que nos podemos ahorrar contratando directamente a los trabajadores, porque ellos ‘Ya saben cómo construir’; es posible, pero definitivamente ¡NO ES UNA BUENA IDEA!, de hecho, es una muy mala idea; si no contratas a un profesional que se encargue del proyecto es casi seguro que perderás mucho dinero, principalmente por gastos de reparaciones, modificaciones constantes y “bomberazos”.

¡Contrata a un profesional!, es una inversión mínima si lo comparas con todo lo que vas a tener que pagar si no lo haces. Un profesional al alcance de un Click ← Aquí


Contratar a un arquitecto profesional es lo mejor que puedes hacer.



2. Contratar mano de obra de calidad.

La calidad del trabajo de los obreros no debe tomarse a la ligera, pues ellos construirán nuestra casa.

Como puedes imaginar, la mano de obra de calidad es más costosa que el promedio, pero aquí más que nunca “lo barato sale caro”, más caro de lo que crees.

Por ejemplo, un cable mal conectado puede generar un corto circuito que dañe nuestros aparatos y tendremos que cambiar la instalación eléctrica, romper muros, comprar más material, sueldo de electricista además de comprar o reparar los aparatos dañados.


Son los obreros los que realmente van a construir tu casa. Contratarlos por tu cuenta, no es la mejor idea.



Seguramente encontrarás muchas personas que venden múltiples servicios (por no decir todólogos o chamberos como les decimos en México) ¡Cuidado con ellos!, no significa que no existan personas con varias habilidades, pero ya sabes lo que dicen: “El que mucho abarca poco aprieta”, no es una regla, pero pregúntate ¿Es un riesgo que vale la pena correr? Contrata personal especializado en albañilería, plomería, electricidad, etc. Por separado.

Contratar trabajadores por tu cuenta NO ES LA MEJOR IDEA, requiere mucho tiempo encontrarlos y no te garantizará un trabajo de buena calidad; si no contratas a un responsable de obra, encontrar buenos trabajadores será tu responsabilidad, al menos acércate a un arquitecto que pueda recomendarte personal.

Un arquitecto profesional, conoce a las personas ideales para cada trabajo ¡Contrátalo y no te compliques! La mano de obra de buena calidad garantizada es parte de su trabajo, olvídate de buscar buenos trabajadores (con el riesgo de no encontrarlos) y lo mejor: el costo de esos trabajadores estará incluido en el presupuesto.

3. Evita modificar tu proyecto.

Hoy en día una frase muy famosa es “El tiempo es dinero”, como regla general, mientras más pronto termine la construcción menos dinero necesitaremos.

Es muy común que mientras estamos construyendo queramos hacer modificaciones o incluir elementos adicionales no contemplados al inicio, construirlos retrasará la construcción y costará más dinero.


Hacer modificaciones al proyecto original retrasará la obra y costará dinero de más.



Recuerda que el arquitecto administra tu dinero en función del proyecto y presupuesto inicial, cualquier cambio o trabajo adicional será cobrado como extra, pues cada cambio en el proyecto requiere material y mano de obra específicos que no estaban incluidos.

Una regla empírica en la construcción dice:

“Ningún proyecto finaliza de la forma en la que se planeó”

Esto ocurre porque la planeación considera un escenario ideal, sin embargo, al construir siempre surgen inconvenientes que terminan por modificar el proyecto, por ello hay que confiar en la opinión y experiencia de un profesional experto para que estos imprevistos no tengan gran impacto en nuestro bolsillo.

Apégate lo más posible al proyecto y propuesta económica iniciales y acepta las sugerencias del arquitecto para hacer rendir tu dinero lo más posible.

4. Paga por destajo.

Pagar por destajo se refiere a pagar el trabajo realizado únicamente (ver ¿Como realizar los pagos si voy a construir?). Esta forma de pagar tiene dos beneficios: ahorrar tiempo y evitas sobrecostos de mano de obra (o tiempos muertos).

Pagar por destajo beneficia tanto a constructores como a trabajadores.

Por ejemplo, como constructores destinamos $5,000 a la construcción de dos muros, no importa si esos muros se construyen en un día, una semana o un mes, nosotros pagaremos únicamente esa cantidad siempre y cuando no haya modificaciones al proyecto.

Por su parte, como trabajadores conviene trabajar más rápido, pues es posible ganar más dinero en menor tiempo. Por ejemplo, si un trabajador va a ganar $500 por construir un muro en un día, al construir dos, ganará $1000 en el mismo periodo.

Evita pagar un sueldo fijo semanal, pues existen muchos trabajadores abusivos que alargarán intencionalmente la ejecución de los trabajos generándo sobrecostos no deseados.


Pagar por destajo te ahorrará tiempo y reduce sobrecostos excesivos.



5. Invertir en tuberías y cableado de buena calidad.

Es mejor invertir en instalaciones eléctricas e hidrosanitarias de calidad, pues su reparación y mantenimiento es muy costoso y requiere casi siempre destruir parcialmente la construcción.

Por ejemplo, para cambiar un tubo de drenaje que se encuentra debajo del garaje, es necesario romper el piso, excavar, remplazar el tubo, volver a colar el firme y volver a colocar el piso. Todo esto requiere mano de obra de albañilería, plomería y colocación de piso.

No escatimes en instalaciones de calidad, prefiere ahorrar en otras cosas, una reparación superficial siempre será más económica que una del interior.


La reparación de las instalaciones es la más costosa y compleja.



6. Invertir en funcionalidad y no en estética.

Para disfrutar rápido los resultados de tu inversión, construye primero una casa funcional y deja los acabados para el final. Es decir, primeo construye:

  • Cimentación
  • Estructura (firmes, losas, columnas, trabes)
  • Obra gris (muros)
  • Instalaciones (Eléctricas, hidrosanitarias y de drenaje)

Después de construir por completo la parte esencial de tu casa, podrás preocuparte por hacerla más bonita con los acabados que más te gusten, pero mientras tanto ya podrás habitarla.

7. Comprar material por volumen.

Compra la mayor cantidad de material posible. Al comprar por volumen:

  • El precio disminuye con algunos proveedores.
  • Los gastos de transporte se reducen; si compras la mayor cantidad de material posible por viaje, el número de viajes o fletes se reducirá.
  • Los tiempos de construcción se optimizan, con material disponible los trabajadores aprovechan por completo el día de trabajo, sin necesidad de esperar la llegada y descarga del mismo.

Como recomendación, compra más material del que necesitas, pues siempre existe desperdicio; por ejemplo al comprar ladrillos, durante el transporte y descarga, habrá piezas que se rompan o queden inservibles y si solo compraste lo mínimo necesario, tendrás que comprar más; en este caso, vale más que sobre (aunque sea un poco) y no que falte.


Compra materiales por volumen y materiales que no necesiten acabado.



8. Utilizar materiales que no necesitan acabado.

Si son de tu agrado utiliza materiales que son estéticos o elegantes por naturaleza.

Algunos de estos materiales son algunos elementos prefabricados, sillares, tabique rojo en acabado aparentes, concreto aparente, entre otros.


Considera todos estos consejos al momento de construir tu casa, y seguro que te ahorrarás mucho dinero, evitarás gastos imprevistos y sobrecostos no deseados.

Contrata a un arquitecto profesional aquí; él encontrará mano de obra de calidad, hará rendir tu dinero, gestionará la compra de material y el pago a los trabajadores, además de que te acompañará durante todo el proceso de construcción. En Constructora River Stone ofrecemos un año de garantía por vicios ocultos, contáctanos tenemos a profesionales de la construcción a tu disposición.

¿Conoces algún otro tip para ahorrar al momento de construir? ¡Cuéntanos!
Si te gustó, ¡Comparte este artículo!

Dinos en los comentarios sobre que tema te gustaría que escribamos. No te olvides de visitar nuestras redes sociales para que construyamos sueños juntos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *