Por. Luis Antonio Vargas Ávila   |   antonio.vargas@river-stone.com
@LAntonio_VA 


Durante la última década la sociedad ha evolucionado a pasos agigantados, y junto con ella todas las industrias; un claro ejemplo es la comunicación por teléfono celular, que evolucionó de llamadas y mensajes de texto a mensajes multimedia instantáneos por WhatsApp.

La construcción y vivienda ha tenido que reinventarse para hacer frente a dos situaciones que, sin duda, marcarán la pauta de las tendencias para el 2020:

El aumento de la población y la revolución sustentable.

Si planeas construir, invertir, comprar o rentar vivienda pon mucha atención.  

Vivienda compartida

Una de las tendencias más fuertes es compartir vivienda y gastos con extraños o amigos. Actualmente la población de entre 20 y 30 años mantiene un estilo de vida basado en la movilidad, en una ciudad con cambios de empleo frecuentes, salarios bajos, centros de trabajo lejanos a zonas habitacionales y escasa vivienda de precios accesibles, rentar se convierte en la mejor opción.

Esta tendencia abre la puerta a un nuevo mercado, si queremos construir con la intención de rentar, tenemos que considerar que, durante los próximos 20 años, ofrecer habitaciones con espacios compartidos, muy probablemente será la opción de mayores ganancias. Entonces, es necesario diseñar y construir espacios flexibles, dinámicos y funcionales para grupos de personas que no son necesariamente familias formadas por una pareja y dos hijos.

Minidepartamentos y vivienda compartida son opciones muy atractivas para las personas solteras o familias pequeñas


Espacios pequeños, construcciones minimalistas

En ciudades sobrepobladas como Nueva York, Londres, Tokyo y Hong Kong los microdepartamentos y lofts tuvieron gran aceptación durante la segunda mitad de la década y parece que llegaron para quedarse.

Estos espacios son excelentes para personas solteras o parejas sin hijos; son espacios de menos de 50 m2 y el tamaño reducido resulta en un bajo precio. Viviendas de este tipo estarán pensadas para aumentar la oferta de vivienda digna, confortable y sobre todo accesible.

Construcciones verticales

Las construcciones verticales (edificios) no son algo nuevo y básicamente ofrecen es vivienda para mucha gente en terrenos reducidos además de otros beneficios.

Una gran ventaja es la concentración de infraestructura y servicios públicos. Por ejemplo, en un edificio de 20 departamentos, es más sencillo diseñar un sistema de agua y drenaje unificado, que diseñar 20 sistemas individuales por separado; otro ejemplo es la seguridad, pues es más sencillo que dos patrullas vigilen un edificio con 20 departamentos que 5 manzanas distintas.

Además, la verticalización es necesaria para lograr una construcción sustentable. De acuerdo con la ONU y la OCDE, el desarrollo habitacional urbano desorganizado ha destruido gran parte de la propiedad agrícola y ganadera del mundo. La construcción de edificios verticales frenará el rápido avance de la mancha urbana respetando así los terrenos de agricultores y ganaderos.

Diseños ecológicos

Hoy por hoy, todos somos conscientes de la necesidad de cuidar los recursos naturales, por eso se espera que aumente la demanda de construcciones con sistemas de captación de agua, calentadores solares y otros sistemas ecológicos para ahorrar y optimizar al máximo recursos y energía.

Tenemos que considerar que un proyecto elaborado con base en un diseño ecológico incrementará el costo de construcción, sin embargo es una buena inversión, pues a largo plazo, nos ahorraremos dineo en luz, gas y agua.  

Los edificios optimizan al máximo el espacio y son amigables con el ambiente solo por ser edificios.


Materiales amigables con el ambiente

Innovar en el desarrollo de materiales ecológicos está de moda; materiales elaborados a partir de desechos vegetales, pet, desechos industriales e incluso cartón ya son una realidad; desafortunadamente, estos materiales hoy en día son muy costosos; ¡Pero ojo! no perdamos de vista que, su uso está pasando de ser una tendencia a ser una necesidad en los proyectos de construcción.

Si quieres construir y ser amigable con el ambiente ¡No te preocupes! desde hace tiempo existen materiales convencionales que son ecológicos y lo mejor: a precios accesibles; los principales son madera y sus paneles derivados (OSB y fibras de madera), ladrillos y tejas de barro cocido y tubería de polipropileno, polibutileno y polietileno.

Ahora cuéntanos ¿Cómo estará construida la casa de tus sueños?

Por. Luis Antonio Vargas Ávila   |   antonio.vargas@river-stone.com
@LAntonio_VA 


Al planear un proyecto invertimos mucho en prevenir contratiempos y encontrar posibles soluciones, con el fin de lograr un proyecto impecable y sin errores. ¿Por qué? Porque los errores cuestan.

Una respuesta errónea en la prueba de matemáticas puede ser la diferencia entre aprobar o no, también equivocarse en un partido de fútbol puede costar un campeonato.

Cometer errores al construir nuestra casa, también costarán dinero, pero no temas, hay errores baratos y otros no tanto, aquí te mostramos los 6 errores mas costosos que no debes de cometer ¡Sigue leyendo y no caigas en ellos!

1. No contratar a un arquitecto.

¡Éste es el peor error de todos! Construir sin contratar a un profesional es tan arriesgado como comprar un automóvil sin saber conducir, seguro que al primer semáforo lo chocas y gastarás más al repararlo que si hubieses tomado un curso de conducir desde el principio.

Un arquitecto sabrá entender tus ideas y las hará realidad de acuerdo con lo que tú necesitas.

Pagar el sueldo de un arquitecto es mucho más económico que pagar por corregir trabajos de construcción mal hechos. ¡Contrátalo dando click aquí! más que un gasto, es invertir en la seguridad de tu proyecto.

El peor error de todos es no contratar a un arquitecto.



2. Elegir siempre lo más barato.

Al construir buscamos ahorrar al máximo, pues el dinero que necesitamos no es poco, sin embargo, elegir al arquitecto, trabajadores y materiales basado únicamente en el precio es un gran error, GRAN GRAN ERROR.

Para tomar decisiones al construir considera siempre: CALIDAD antes que precio; decídete por la opción más económica, solo cuando no existan diferencias significativas en cuanto a su calidad. Asesórate con un experto para tomar este tipo de decisiones.

Invierte en calidad, así te aseguras que tu casa no se caerá de la noche a la mañana y podrás vivir en ella el tiempo que tú quieras.

Toma decisiones basándote en la calidad, no en el precio.



Ojo, mayor calidad no siempre significa mayor precio » Más información aquí.


3. Decidir al momento, no decidirse o improvisar.

Define como quieres tu casa en la etapa del anteproyecto, ése es el momento en donde las decisiones no cuestan dinero extra.

Evita frases como: “Vamos viendo…” o “Sobre la marcha decido…”; ¡Decídete antes de comenzar a construir!, no por que no se pueda modificar el proyecto, siempre se puede, pero cuesta dinero.

Mientras mayores sean las modificaciones costarán más dinero y no olvidemos que los trabajos extra se pagan aparte.

Define un proyecto, modifica lo que quieras antes de comenzar la construcción y apégate lo más que puedas a él una vez que arrancaste, por que de cambiar, ¡Claro que se puede cambiar!, pero los cambios los resentirá tu cartera.

Modifica tu proyecto antes de comenzar a construir, nunca durante la construcción.



4. No dar seguimiento del proyecto de obra.

Si contratamos a un arquitecto responsable de la obra, tenemos que coordinar junto con él revisiones constantes, para confirmar que todo se construya conforme está planeado, en tiempo, forma y calidad; y si no contratamos a un profesional al mando ¡Con mayor razón tenemos que estar pendientes!

Descuidar la construcción de nuestra casa nos vuelve vulnerables a engaños, robos y trabajos de mal o muy mala calidad, pues no faltará quien quiera ganar dinero extra trabajando mal y cobrando como si trabajara bien.

Si no cuentas con un profesional responsable de obra, exígeles directamente a los trabajadores, aunque desafortunadamente, casi nunca te asegurarán trabajos de buena calidad.

Nuevamente, contrata a un arquitecto que te compruebe y garantice que todos los trabajos que estás pagando se están terminando conforme lo acordado. Un arquitecto es la mejor inversión al construir, si no conoces a ninguno contacta a Constructora River Stone aquí -> Gestión de Obra.

Descuidar tu proyecto te vuelve vulnerable a estafas y engaños.



5. No planificar.

Planificar es visualizar la construcción de tu casa desde el inicio hasta el final, detallando trabajos a realizar, personas involucradas y tiempos.

Es como una receta de cocina que explica los procesos realizar, de forma secuencial y ordenada; no vas a construir primero el techo, y luego los muros ¿o si?

Si no planificas correctamente terminarás haciendo dobles trabajos, reparaciones y modificaciones constantes que alentarán la construcción y la harán mas costosa.

Un profesional sabe como se deben de planificar las construcciones, ¡Contáctalo, contrátalo y págale! Además de ahorrarte mucho dinero te ahorrará muchos dolores de cabeza. (¿Que incluye la planeación? click aqui)

Si no planificas gastarás mucho dinero en reparaciones y dobles trabajos.




Tu casa es probablemente la inversión más importante de tu vida, contrata a un arquitecto profesional, él se encargará de todo, si no conoces a ninguno contacta a Constructora River Stone Aquí; incluso si decides no contratarlo, considera esta información y te ahorrarás varios miles de pesos (literalmente ¡varios miles de pesos!), dolores de cabeza y disgustos.

Seguramente conoces a alguien que está construyendo o ampliando su casa, comparte este artículo y ayúdale a no gastar más dinero del necesario.

Si te gustó, ¡Síguenos en nuestras redes sociales! y cuéntanos sobre que temas te gustaría que habláramos.

Dinos en los comentarios sobre que tema te gustaría que escribamos. No te olvides de visitar nuestras redes sociales para que construyamos sueños juntos!